Llamados por Dios

En Romanos 8:28-30 Dios nos revela Su plan de salvación que comenzó en la eternidad pasada cuando nos conoció y predestinó en amor en Cristo Jesús. Así como un arquitecto hace planes que después un constructor los hace realidad, Dios también se revela a nosotros como el arquitecto de nuestra salvación. Por esta razón el pueblo de Dios también le da Gloria y honra a Él porque sabemos que nuestra salvación no se deriva de alguna obra o de algún acto nuestro sino solamente en los planes y propósitos de Dios.

Porque a los que de antemano conoció, también los predestino a ser hechos conforme a la imagen de Su Hijo, para que El sea el primogénito entre muchos hermanos (8:29)

El plan que Dios formulo en la eternidad pasada tiene un propósito: de transformar a pecadores perdidos, separados de Dios por nuestra naturaleza perdida, muertos en nuestros delitos y pecados para que sean hecho a la imagen del Hijo Jesucristo. ¡Nuestra salvación no es solamente para salvarnos de un castigo eterno afuera del infierno – aunque eso es un perdón y una salvación gloriosa que no merecemos! El propósito de nuestra salvación es para que seamos como Jesús quien ahora conocemos. Conocemos tanto Su Persona y Su obra que vino a hacer por nosotros.

Dios entonces hizo planes en la eternidad pasada de salvarnos y también ejecuto/obro/efectuó esos planes en Cristo Jesús. La Biblia entera es la revelación de Jesucristo. Desde que Adán y Eva pecaron Dios prometió a ellos y al mundo entero que un día vendría el Salvador que iba a destruir la obra de Satanás quien los tentó a pecar. Ahora el mundo entero, cada persona vive bajo el dominio de su propio pecado y el único que puede salvarte y liberarte de ese dominio es Cristo Jesús (Lucas 19:10; Juan 8:36).

Y a los que predestino también los llamo (8:30)

Dios obra Su plan de salvación en Cristo cuando te llama al arrepentimiento y a entregar tu vida a Jesucristo (creer en El).

La Biblia nos dice mucho en que consiste este llamamiento de Dios – cuales son los propósitos de este llamamiento y que es lo que logra. Si tú ahora conoces a Cristo tienes que conocer a lo que Dios te ha llamado.

1 Corintios 1:2 – llamados a ser santos con todos los discípulos de Jesús

a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los que han sido santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos, con todos los que en cualquier parte invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro:

Efesios 4:4 – por Su llamado pertenecemos a un solo cuerpo y compartimos una misma esperanza firme y fiel de estar con Dios por siempre (desde ahora y el cielo con El por siempre)

 Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también ustedes fueron llamados en una misma esperanza de su vocación;

Hebreos 9:15 – por Su llamado recibimos la herencia eterna

Por eso Cristo es el mediador de un nuevo pacto[a], a fin de que habiendo tenido lugar una muerte para la redención de las transgresiones que se cometieron bajo el primer pacto[b], los que han sido llamados reciban la promesa de la herencia eterna.

Juan 10:14, 16, 27 – por Su llamado tenemos una relación con Cristo

Yo soy el buen pastor, y conozco Mis ovejas[a] y ellas me conocen,

Tengo otras ovejas que no son de este redil; a esas también Yo debo traerlas, y oirán Mi voz, y serán un rebaño con un solo pastor.

Mis ovejas oyen Mi voz; Yo las conozco y me siguen.

#1 – ¿Conoces a Jesucristo como tu buen pastor? ¿Escuchas su voz en la Biblia y lo sigues?

#2 – ¿Vives conforme a Su llamado en tu vida? Cuando tu viniste a Cristo, Él te llamo a ser santo. Una de las evidencias de tu salvación es que ya no deseas pecar porque Dios te ha llamado a ser santo como Él es Santo. ¿Qué cosas todavía te tientan? Pídele a Dios ayuda en cada área de tu vida que Él te vaya diciendo que tienes que santificar para ser más como Jesús porque para esto te ha salvado.

#3 – ¿Te regocijas en la realidad de la vida eterna a la que Dios te ha llamado? Aunque en este mundo pasemos tribulaciones y muchas dificultades, hemos sido llamados a vivir con El desde ahora y por siempre. ¿Cómo es que esta promesa te impulsa en tu diario vivir?

#4 – Eres llamado a un solo cuerpo, el cuerpo de Jesús con todos los otros cristianos convertidos a Jesucristo por Su gracia y por la fe. ¿Cómo te motiva esta realidad? ¿Piensa en tu familia en tu Iglesia local: como los sirves y animas y como ellos te sirven y animan a ti al amor y buenas obras?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: